Traveler Soul | Chapter 1 – Full Documentary


Tiwuanaku o Tiahuanuko, es el nombre de una
antigua civilización que surgió en Bolivia a orillas del inmenso Titicaca,
que más que un lago, parece un mar. En las islas del Sol y de la Luna existen
numerosas ruinas, donde todavía hoy, sus habitantes invocan a los dioses…
Sobre todo a Pachamama y a Viracocha el “Gran Creador”. A pesar de que “Tiyay “significa “sentarse”,
y “wanaku” significa “guanaco”… es decir: “Siéntate guanaco”, procuro no
hacerlo sobre ninguna piedra sagrada, ya que estoy en un lugar considerado de culto. Como todas las culturas, tuvo su apogeo y
su declive…Según la leyenda fue Viracocha, quién ante la violencia de sus moradores
les mandó “un regalo”: un diluvio, que desbordó el Titicaca y terminó con todo. Por todas partes hay piedras dirigidas hacia
las montañas, donde moraban los dioses tan a gusto. Cuesta imaginar, como movieron estas enormes
moles de piedra ¿Eran gigantes? ¿O serían extraterrestres? Todavía hoy, algunos chamanes realizan en
ellas sus ritos y ceremonias, y es una costumbre muy arraigada dirigirse a “Papa Sol” y a “Mama
Tierra” antes de emprender cualquier cosa… En Tiwuanaku, capital de esta antiquísima
civilización, todos los templos están orientados astronómicamente con una precisión asombrosa. Por fin conozco los famosos “Monolitos” El
Monolito Ponce y el Monolito Barbado o “KonTici Wiraqocha”, Cotinki para los amigos… … y la Puerta del Sol un portal de piedra,
que pesa diez toneladas… Estas ruinas corresponden a la época dorada
de Tiwuanaku. Recorro el recinto adornado por multitud de cabezas talladas en piedra,
todas diferentes ya que pertenecían, a distintas etnias. … Cojo el avión, pensando “¡Qué Viracocha
nos proteja!” Esta oveja “parece que está muerta” y este
zorro tiene hambre… ¡Vaya! Alguien planea apuntarse a la comida….Estoy
en España, en el Parque Nacional de Monfrague. … Un buitre negro en el cielo y un leonado
en el suelo, demasiada expectación… el zorro se pira. Lo que el “gran carroñero” y el pequeño
alimoche estaban esperando. Enseguida acuden mas parientes. El buitre negro con su poderoso pico abre
la oveja en canal, lo que permite a los leonados hundir sus largos cuellos, para llegar a las
vísceras. y siguen llegando comensales…Aquí “donde
comen dos… comen seis”… o dieciséis. Vaaaya ¡”hay lío”! Normal, “si te meten
el pico en el ojo”… Demasiada algarabía para algunos… El buitre negro, el mayor carroñero de la
Península, no es tan gregario como el leonado, no le gusta tanta pelotera para comer… Ya han tenido bastante…o ya han comido bastante…y
se van dando saltos. Solo el alimoche continúa esperando…Tal
vez pensando…”¿Pero qué tienen estos que no tenga yo?” No queda gran cosa, se acabó. “El servicio
de limpieza” ha funcionado a la perfección…así que levantan el vuelo, poco a poco, “después
de comer…cuesta moverse”… En el suelo son algo torpes, pero en el aire
resultan majestuosos. Borneo es la tercera isla mayor del planeta.
Ésta si que es una verdadera jungla. Con tanta humedad la camisa se te pega a la
piel. Deshidratada como una lombriz, busco la sombra. Lo que no falta aquí, es oxigeno; en las
selvas lluviosas se produce el 90% del oxigeno de la tierra… y se dan, las plantas mas
sofisticadas, como las plantas jarro o Nephentes, unas plantas carnívoras, que como no tienen
piernas cazan, a su manera, sin moverse del sitio. Aromas deliciosos, atractivas molduras… …
y sugerentes estanques, que son trampas morrtales……pero
no para todos; las larvas de mosquito se crían muy a gusto en este mortífero “sopicaldo”… La estrategia consiste en invitar, “a tomarse
una copa” a cualquiera que pase por allí. Buuueno… a cualquiera no; algunas solo comen
solomillo… preferiblemente macho. A las papilas olfativas de este ciervo volante
ha llegado un dulce aroma… La “moldura trampa” no funciona con este insecto,
ya que tiene unos crampones, con los que se agarra… De momento, se ha salvado… Pero la planta
“pone en marcha el plan B… sus glándulas se activan y el olor ¡le trastorna
por completo! Decidido a saborear el néctar por narices…olvida toda prudencia. Cuidadoo…cuidado… ¡Muerte dulce! …El
estanque contiene además de azucares y nutrientes los jugos gástricos
de la planta…. En esta selva repleta de plantas jarrón…hay
demasiada humedad, y hace demasiado calor… Al pasar junto a “ellas” me alejo por si las
moscas… …y salgo zumbando… De Borneo a… ¿A África? Podría serlo,
pero no lo es. Estoy en el Noroeste de la India, en una gran reserva llamada Gir,
donde los leones, conviven en armonía con nuestra especie. Aquí el hombre comparte tranquilamente el
territorio con los grandes felinos. Claro que “algo” tiene que dar a cambio, para que
el equilibrio del Parque se mantenga. El león asiático y el león africano son
diferentes. El asiático es algo más pequeño y su melena menos impresionante; su comportamiento
con el hombre…también es diferente. Además de la melena, hay otras diferencias:
el león africano se aprovecha de la caza de las hembras, mientras que el león asiático
busca su alimento. Y ¿que busca?: pues sobre todo búfalos. Los maldharis no llevan armas, como mucho
llevan un palo, y con él se pasean tranquilamente entre los leones, con su ganado… Las hembras no suelen atacar al ganado doméstico;
cazan jabalíes y chitales o antílopes, y es muy raro que ataquen a los búfalos. El número de búfalos que matan los machos
varía, según haya más o menos herbívoros salvajes. Cazar un búfalo supone más cantidad
de carne con el mismo esfuerzo. Los hombres lo asumen, saben que “para que haya paz”,
los leones tienen que comer. Dejo este lugar único en el mundo, donde
el hombre y el león no son uña y carne, pero tampoco son enemigos… Ahora sí; me voy al continente Africano. ….
Benin está entre Nigeria y Togo, al noroeste
de esta región viven los Betamaribe, uno de los pueblos más primitivos del África
Occidental. Conocidos también como los somba- que significa-desnudos,
viven en unas casas de barro de dos plantas llamadas tata. Cuando se va a construir un tata preparan
una gran masa de barro… y sobre ella dejan una rama; si al día siguiente
la rama no ha volado, significa que los espíritus están de acuerdo. No los
construye cualquiera, los construyen los especialistas La casta de los constructores está muy bien
vista, como la de los herreros y la de los cazadores. El barro con el que construyen los tatas es
una mezcla de arcillas que no se mezcla con paja, ni con hierba, y que al endurecerse
se queda como una piedra. Dentro resulta un lugar fresco y acogedor.
El techo es de paja y forma cónica. Por fuera de los tatas cuelgan huesos de animales
y objetos rituales. Los techos está formado por barro y por troncos
que se entrecruzan unos con otros… En la planta baja hay unas columnas de madera
de teca, una mesa redonda en el centro… … y la cocina. En los tatas se utiliza muy
bien el espacio. En los huecos guardan los aperos de labranza…las cazuelas y la espumadera… …Y en un rincón están representados los
difuntos. Abajo, además de la cocina se aloja el ganado
(lo normal, no lo van a subir a la azotea)…del ganado se ocupan las mujeres. En el techo (de quita y pon) colocan una espiga
que indica el momento agrícola en que se haya la cosecha. El fonio, un cereal semejante al arroz, es
la autentica riqueza del betamaribe…”un hombre sin fonio” es un desgraciado. Y de los acogedores tatas a los inquietantes…dragones. Al archipiélago de Indonesia, acudieron los
primeros exploradores en busca de selvas misteriosas, pobladas por dragones y animales de un solo
cuerno… En la isla de Java los nativos hablaban de
unos seres terribles que ocultos en lo más profundo de la selva devoraban a todo lo que
se movía… Este macaco, abre bien los ojos…parece sentirse
observado. Aquí está el observador. Este gigantesco
lagarto conocido como el dragón de Komodo me impresiona, así que… mantengo las distancias. A este banteng le ocurre lo mismo, sale disparado…
¡no me extraña! El dragón de Komodo es el mayor lagarto del
mundo; puede medir hasta tres metros y pesa alrededor de 80 kilos. El dragón es un animal voraz, y lo que es
olfato no le falta…con su lengua capta partículas olfativas. Le gustan las crías, incluidas
las de su propia especie… Por eso muchos jóvenes dragones, se suben
a los árboles, donde están seguros. Los habitantes de estos poblados, dejan a
sus animales muertos para alimento de los dragones, de esta forma evitan, en parte,
males mayores… A lo largo de la historia, adultos y niños
que se alejaban demasiado, desaparecían y no volvía a saberse nada de ellos.
Después de escuchar algunos relatos, procuro no alejarme demasiado de la cabaña… Hace tiempo,los dragones eran cazadores, pero
actualmente se alimentan sobre todo del ganado. Este varano ha olido algo… una cabra ha
muerto y se apresura a devorarla. Pueden comer grandes cantidades de una sola
vez, y una vez comidos pasan largas temporadas sin alimentarse…afortunadamente. El olor ha llegado a más de uno. No hay problema,
la cabra da para todos… Sus mandíbulas pueden con huesos y tendones… …pero no con este cerdo salvaje, demasiado
rápido para ellos. Actualmente protegidos, los dragones sobreviven
en algunas islas como en Rinca y en Cómodo. Y del país de los dragones, al de los lagartos… …que es como llaman a esta parte del Sahara
Occidental. Pero aquí, los lagartos son mágicos y los niños juegan con ellos. En cuanto a
los lagartos difieren, pero en cualquier parte del mundo “Una boda es una boda” y esta es
la de Suqueina. Los padres y familiares del novio van llegando
al Fric, de los padres de la novia. Una de las diversiones consiste en quitarse
unos a otros los pañuelos. Se trata de un primitivo juego, de origen bereber-algo violento-que
transcurre entre forcejeos y empujones. Los que por fin, se hacen con el pañuelo
corren con él, levantado hacia el viento. Los parientes del novio son recibidos por
los padres de la novia. Traen alfombras y mantas para adornar la jaima de Shelej el
futuro esposo. Es costumbre que el novio disponga de su propia
jaima. En el interior charlan acerca del viaje…y como no, de la
dote. El cadí acredita que la dote es la pactada,
y lee los preceptos matrimoniales del Corán. Aunque ya son marido y mujer no lo serán
de verdad hasta que los dos estén bajo el mismo techo-de la misma jaima. Como señal oficial del enlace, no tocan ninguna
campana…uno de los testigos sale pega un tiro, y yo doy un respingo… Ya se han casado; las mujeres saharaui transmiten
la noticia ululando, por el poblado, estos alaridos son su forma
de expresar alegría. Los amigos de Shelej, se ofrecen para a ir
a buscar a la novia. Mientras, las mujeres maquillan entre risas
y nervios, a Suquiena. Le pintan con henna y le tapan con una sábana, fingiendo que
se esconde… del que ya es su marido. En toda boda que se precie, no pueden faltar
grandes bandejas de carne de camello con arroz… Comienza la fiesta. En el interior de la jaima
se leen poemas amorosos, algo que les gusta mucho a los saharauis. Hombres y mujeres se
dejan llevar y bailaran durante horas…. La “ya esposa”, baila acompañada por el ritmo
de los tambores y el ulular de las mujeres, con su pañuelo
negro sobre la cabeza, prueba de que ha abandonado la soltería, se mueve sin recato. Al amanecer, entre “tan tanes “abandono el
País de los lagartos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *